June 25, 2021

La Senadora Gillibrand Y La Congresista Adams Promueven Expandir El Programa Suplementario De Asistencia Nutricional (SNAP)

El costo en aumento de los alimentos excede los beneficios anuales de SNAP; la Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria de 2021 ayudará a nivelar las condiciones al mantener llenas las alacenas de los estadounidenses que están experimentando inseguridad alimentaria; Esto también beneficiará a Puerto Rico y los territorios estadounidenses

La senadora de los Estados Unidos, Kirsten Gillibrand (D-NY), junto con el senador Bernie Sanders (I-VT), el senador Cory Booker (D-NJ), el senador Alex Padilla (D-CA), la senadora Elizabeth Warren (D-MA) y la congresista Alma Adams (D-NC-12) anunciaron hoy la presentación de la Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria de 2021, que busca expandir y fortalecer los beneficios del Programa Suplementario de Asistencia Nutricional (SNAP, por sus siglas en inglés) para aquellos miembros de comunidades vulnerables que luchan por llegar a fin de mes. Asimismo, procura abrir los beneficios todos los territorios estadounidenses, incluyendo a Puerto Rico. (En Puerto Rico este programa se conoce como el Programa de Asistencia Nutricional o PAN.) Incluso antes de la pandemia de COVID-19, 35 millones de estadounidenses experimentaban inseguridad alimentaria. Hoy, esa cantidad ha aumentado a 42 millones de estadounidenses, lo que incluye a unos 13 millones de niños. El costo en aumento de los alimentos en los Estados Unidos sobrepasa los beneficios SNAP todos los años, lo que obliga a las familias a escoger entre poner comida en la mesa o cubrir otros gastos esenciales. La Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria de 2021 ayudará a lidiar con estos asuntos ya que aumentaría el beneficio básico de todos los hogares beneficiarios de SNAP. Brindaría más fondos para aquellos que tienen gastos significativos de índole médica o de vivienda, y aumentaría el acceso al programa.

“Los Estados Unidos ya se estaban enfrentando a una crisis severa de alimentos antes de la pandemia de la COVID-19. Vivimos en la nación más rica del planeta y, sin embargo, 42 millones de estadounidenses están sufriendo de inseguridad alimentaria. Esto es inaceptable", dijo la senadora Gillibrand. “SNAP ofrece un salvavidas vital para muchas familias y ahora más que nunca necesita el apoyo para cumplir con las necesidades de los beneficiarios de SNAP. Me enorgullece trabajar con la congresista Adams sobre la Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria de 2021 para mejorar los beneficios de SNAP, romper las barreras de elegibilidad y mantener llenas las alacenas de todos los estadounidenses”.

“Feeding America fuertemente apoya la Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria de 2021”, expresó Vince Hall, funcionario en jefe interino de relaciones gubernamentales de Feeding America. “SNAP es la defensa más grande de nuestra nación contra el hambre y ha sido crucial para las personas que se enfrentan al hambre durante estos tiempos sin precedentes. También ayuda a asegurar que nuestra red de bancos de alimentos pueda cumplir con las necesidades de las comunidades locales de todo el país. De hecho, por cada alimento provisto por la red Feeding America, el programa SNAP provee nueve. Este proyecto de ley fortalecería la capacidad de SNAP de ayudar a las familias con necesidades a poner alimentos en la mesa”.

“La Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria llevará a nuestro país mucho más adelante en el camino hacia acabar con el hambre. El Programa Suplementario de Asistencia Nutricional (SNAP) es la primera línea de defensa de nuestra nación contra el hambre, pero su impacto se ha visto minado por sus cantidades insuficientes de beneficios. FRAC se enorgullece de apoyar la Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria para hacer correcciones que hace tiempo hacían falta en los cálculos fallidos de los beneficios SNAP. Así se les brindará acceso a los hogares a una nutrición más adecuada que necesitan para su salud y productividad. El efecto positivo de la Ley también se sentirá a lo largo de la cadena alimenticia: desde los agricultores hasta los fabricantes de alimentos, a los camioneros, los surtidores y los cajeros de los mercados. Exhortamos al Congreso a que convierta en ley la Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria y mejore los beneficios de SNAP para promover la seguridad alimentaria y acelerar la recuperación económica”, aseveró Luis Guardia, presidente del Centro de Investigación y Acción Alimentaria (FRAC, por sus siglas en inglés).

“La Coalición por la Seguridad Alimentaria de Puerto Rico aplaude que se someta la Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria para atajar dos asuntos cruciales. En primer lugar, el gran fallo del Plan de Alimentación Económica como el fundamento para determinar los beneficios de alimentos SNAP y; en segundo lugar, la desigualdad al excluir a Puerto Rico y a otros territorios de la participación plena en SNAP. El Congreso ha permitido, por cerca de cuarenta años, un sistema de dos clases de beneficios de nutrición para los ciudadanos estadounidenses que viven en Puerto Rico”, afirmó Lillian Rodríguez López, Coalición por la Seguridad Alimentaria de Puerto Rico.

“El acceso a los alimentos nutritivos es uno de los derechos humanos más básicos que deben garantizarse para todos. Proteger y aumentar acceso a SNAP es crucial para los estadounidenses que se enfrentan al hambre y a la inseguridad alimentaria. Apoyamos completamente la Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria de 2021 y lo vemos como un paso importante hacia subsanar necesidades inmediatas para que podamos lidiar de forma colectiva con las causas principales del hambre e invertir en soluciones a largo plazo”, dijo Noreen Springstead, directora ejecutiva de WhyHunger, una organización nacional sin fines de lucro dedicada a erradicar el hambre.

A pesar del éxito continuo del programa SNAP, cerca de la mitad de todos los hogares que reciben beneficios SNAP todavía tienen inseguridad alimentaria. Los beneficios de SNAP están fundamentados en el Plan de Alimentación Económica, un programa restrictivo que calcula de una forma inadecuada los beneficios en la actualidad para los trabajadores de bajos ingresos y sus familias. Según el informe del Departamento de Agricultura sobre la Seguridad Alimentaria en los Hogares de 2019, el hogar típico de los Estados Unidos gastaba un 28 por ciento más en alimentos que lo que cuesta el Plan Económico de Alimentos.

La Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria de 2021 pretende:

  • Aumentar la categoría base para recibir los beneficios SNAP por aproximadamente 30 por ciento al usar el Plan de Bajo Costo de Alimentos como el fundamento para calcular la fórmula SNAP, para así tomar en cuenta cuánto gastan las personas trabajadoras en alimentos.
  • Eliminar los límites de elegibilidad y las barreras irreales al:
    • Autorizar permanentemente la deducción médica estándar en todos los estados para las personas mayores y discapacitadas que solicitan beneficios SNAP a un mínimo de $140. Las personas con gastos significativos pueden seguir solicitando una deducción médica más alta y específica.
    • Eliminar el tope en el Exceso de Deducción por Refugio en la fórmula SNAP para todos los hogares para tomar en cuenta el costo de vida de los beneficiarios SNAP en lugares con un alquiler y con servicios básicos con costos altos.
    • Eliminar los límites de tiempo para los beneficios de todos los estadounidenses.
  • Expandir los beneficios para los territorios para acabar con la discriminación contra aquellos que viven y trabajan en los territorios estadounidenses al crear un camino para hacer la transición hacia SNAP y tratarlos como si fueran estados.

Si se implementa, esta ley logrará:

  • Aumentar el beneficio mínimo de SNAP de $16 al mes antes de la pandemia a $27 al mes para un hogar de una o dos personas;
  • Aumentar los beneficios de SNAP para aproximadamente $80 al mes para un hogar con un solo cuidador y un niño;
  • Proveer $150 más al mes en beneficios SNAP para la familia promedio de cuatro.

La Ley de Cerrar la Brecha Alimentaria de 2021 tiene el apoyo de FRAC, Share Our Strength, Hunger Free America, la Asociación de Nutricionistas de Salud Pública, Community Food Advocates, MAZON: A Jewish Response to Hunger, Island Harvest, la Coalición por la Seguridad Alimentaria de Puerto Rico, Long Island Cares, Inc.—The Harry Chapin Food Bank, Food Bank of the Southern Tier, Food Bank For New York City, Feeding America, Friends Committee on National Legislation, Hunger Solutions New York, Feeding Westchester, Urban Outreach Center, el Centro por la Ciencia de Interés Público (Center for Science in the Public Interest), la Asociación Nacional de Educación (National Education Association), WhyHunger, Broome Tioga BOCES, la Asociación Americana del Corazón, FeedMore WNY, Danone North America, Islamic Relief USA, NETWORK - Cabilderos Católicos por la Justicia Social, Red de Agencias Judías de Servicios Humanos (NJHSA), Save the Children, Bread for the World, Centro Nacional de Derecho de las Mujeres (National Women's Law Center), Loaves & Fishes/Friendship Trays, Inc., la Asociación de Acompañamiento Agrícola de las Carolinas (Carolina Farm Stewardship Association), FoodCorps, End Hunger Durham, Atlanta Community Food Bank, Hunger Free New Jersey, Centro Legal Contra la Pobreza de Virginia (Virginia Poverty Law Center), Virginia Hunger Solutions, End Hunger CT, RESULTS, Food Bank of Central New York, D.C. Hunger Solutions, The Food Trust, el Instituto de Reformas Legales de Massachusetts (Massachusetts Law Reform Institute) y el Consejo Nacional de Envejecimiento (National Council on Aging).  

Puede consultar el texto íntegro del proyecto de ley en inglés aquí.

Puede consultar un resumen del proyecto de ley en inglés aquí.